Cuerpo y Vínculo

icon_adorno4_2

Nuestra especie para crecer y desarrollarse necesita un entorno capaz de generar la experiencia de aprender a ser en un mundo relacional. Nuestra historia evolutiva nos ha permitido una adaptación compleja y extraordinaria: la capacidad de relacionar, generar y crear posibilidad.

 

Nuestro primer hábitat ha sido el útero materno (1) y luego, la presencia de nuestro entorno ecosocial. Nos hemos constituido para que nuestro cerebro y todo su potencial termine de crecer en tamaño y conectividad extrauterinamente a lo largo de nuestra vida, con las experiencias que propicia nuestro propio entorno relacionado.

 

El vínculo es la experiencia por la cual nos ‘hacemos humanos’, una necesidad para el desarrollo de la persona en su humanidad.

 

Algunos datos interesantes para el trabajo corporal

– La musculatura y las habilidades para expresar emociones están presentes en todo bebe sano incluso antes de nacer. Es decir, tenemos una predisposición sensoperceptual muy temprana.

 

– La capacidad de establecer lazos afectivos duraderos tiene su prolongación a partir de los 6 meses de vida, aproximadamente, en el establecimiento de proximidades y lejanías afectivas.

 

– El desarrollo biosicosociocultural (2) del niño/a sólo puede darse con relaciones con otros construidas en un proceso de vinculación e implicación.

 

– El vínculo tiene fundamentación biológica, emocional, social y cognitiva.

 

– Vivimos gracias a la renovación, ampliación, intensificación, diversificación continua de nuestros lazos con otros a lo largo de nuestro ciclo vital por medio de nuestras prácticas y representaciones, experiencias e intersubjetividad.

 

Con éste pequeño esbozo podemos decir que el vínculo está presente desde antes de nuestro nacimiento, se establece en nuestros primeros años y se desarrolla a lo largo de toda nuestra vida a través de nuestros entornos ecosociales.

 

(1) Con las Nuevas Tecnologías de Reproducción Asistida, esta concepción es puesta en juego a nuevas formas de interpretación.

(2) Se entiende a la persona en sus dimensiones biológica, psicológica, social y cultural.

icon_lana_2

Deja un Comentario